Nueva Sony A7 II… con súper IS de 5 ejes

 

Sony, fiel a su maniática costumbre de renovar su escaparate con nuevos modelos, ha lanzado una segunda versión de la deseable FF más pequeña del mundo… La A7 II  (sí claro es una familia: la A7, la A7R y la A7S).

Llama la atención que la marca nipona haya dejado pasar Photokina 2014 para presentar una de sus mejores cartas del año. No hubo,  ni siquiera, un pre lanzamiento en Köln. Me suena a cierta tirantez con los alemanes…

Imag

Esta nueva FF no es ningún moco de pavo. Llega con un impresionante estabilizador de 5 ejes, visto solo en las casi venerables OM de Olympus (venerables por sus cualidades).

Ahora, está por verse si en la realidad funciona ese IS y si acaso el AF ha mejorado, aunque los reportes, por ahora, sugieren que no hay cambios en ese aspecto ni en los excelentes 24MP ni en el procesador.

Véase la nota de Imaging-Resource, una página que suele reventarle cohetes a todo lo que no es Canon.

http://www.imaging-resource.com/PRODS/sony-a7-ii//sony-a7-iiA.HTM

 

Galerías de mi trabajo fotográfico en

http://titodelpielago.wordpress.com/

 

 

 

 

Galería de fotos en www.titodelpielago.wordpress

NEW!!!  Galería de fotos en http://titodelpielago.wordpress.com/

 

Mirrorless vs DSLR

Hoy todos profetizan la desaparición de las DSLR y el reinado de las mirrorless.

Creo que será así, pero también creo que hay mucho de consumismo.

 

El atractivo de la ligereza

La principal objeción que se les hace a las DSLR es su gran peso frente a las mirrorless.

Es cierto, pero ese factor está ligado a mejor calidad de imagen en baja luz. Únicamente, las Sony A7 y A7R (y la A7S) son capaces de rendir muy bien cuando la luz mengua a pesar del peso del cuerpo.

Es decir, quien exige o necesita un ISO 6400, lo que es muchísimo, probablemente, no se sentirá a gusto con una mirrorless (de estos años). Solo se sentirá satisfecho con una DSLR, sino con una de formato medio.

Las Sony mencionadas son un bicho nuevo. Carecen de espejo, lo que las pone en el saco de las mirrorless. Sin embargo, su sensor FF las hace las hermanas mutantes de las DSLR.

Así, podría ser esa la evolución de las actuales DSLR, aunque el resto de marcas que las produce todavía no da la más mínima muestra de dirigirse a ese cambio.

Con respecto al peso, aparte del cuerpo se debe pensar en los lentes. Aquí, sí hay una tremenda limitación en la tarea de aligerar el sistema de las DSLR. Lo que se gana al dejar de lado el pentaprisma se sigue cargando en los lentes.

Entonces, si volvemos a ver a las mirrorless con un sensor APS, se debería aguardar a que la física sea vencida y sus sensores más pequeños sean capaces de alcanzar unos 24MP al menos y un ISO 6400 tan bueno como los mejores de las actuales DSLR.

De lo contrario, persistirán los nichos de fotógrafos que no se desvelan por forzar capturas en baja luz y los que sí lo requieren. Aquellos -que son legión- fortalecerán el mercado de las mirrorless; los otros (y algunos fetichistas) deberán seguir rompiéndose el lomo, al menos con ópticas bastante pesadas en promedio, si buscan máxima luminosidad.

Sin título-7a

 

El consumismo

Hoy el mundo es terriblemente fotográfico. Tomar fotos es una práctica súper hiper extendida gracias a que es posible portar la tecnología a todas partes casi.

Socialmente, es gigantesco el significado dado a la imagen de uno y a las imágenes de aquellos o aquello que forman parte de la representación social de uno (o que uno desea proyectar).

Creo que ese aspecto es el que lleva a sobrevalorar la ligereza del equipo fotográfico. Desde el punto de vista de la socialización (en especial la “electrónica”: redes sociales) es “lindo” o “cool” llevar una excelente cámara a todas partes. Sin embargo, los “otros usos” (“profesionales”) no necesariamente exigen tan extrema ligereza (aunque siempre es deseable).

 

Las confesiones

Es pan de cada día leer que tal o cual fotógrafo (profesionales incluidos) confiesa que cada vez más frecuentemente su sistema DSLR se “apolilla”, porque ahora el hombre hace de todo con una mirrorless (y en caso extremo con un smartphone).

En mi caso, en los últimos diez años y más, siempre he cargado, diariamente, sin falta, una cámara. Sufrí muy ciertamente con la mounstrosa F5. Nikon desplegó de todo en ese tanque y, fetichista yo, era feliz con ella. Pero dolía.

Luego, he pasado a Canon y he cargado diariamente las 5D. Conforme se pasaba de la I a la II y a la III, el peso solo aumentaba. A veces, durante un día o dos, le saco la vuelta a la FF y cargo una viejita G10 o mi mirrorless (una Nex C3).

Soy un hombre bajito, de esmirriado físico y para colmo con una severa escoliosis. Sin embargo, no me hago demasiados dramas para cargar los casi dos kilos que en promedio implica el equipo básico de mi FF.

Supongo que para otros tipos más saludables, esa misma carga debe ser infinitamente más llevadera.

Entonces, si las condiciones en que sueles fotografíar NO exigen ISOS realmente elevados (6400) y la imagen NO debe ser impresa en tamaños medios o grandes, se entiende que no necesitas una DSLR. Con tu mirrorless tendrás la posibilidad de hacer muchísimo.

Sin embargo, si para conseguir una imagen necesitas esos ISOS elevados (6400) y si existe el deseo o la necesidad de imprimir esa imagen en, como mínimo, unos 30x45cm para arriba, probablemente debas conseguir una DSLR… Por ahora…

 

Muestras de mi trabajo fotográfico en

http://titodelpielago.wordpress.com/

Botánica .09

/Mi nuevo blog fotográfico es

http://titodelpielago.wordpress.com /

 

 

Botánica .07

Botánica .05

Botánica .04

Botánica .03

Previous Older Entries

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.